Página principalContactarMapa de la webEnlacesBúsquedasGalería de fotos
turismosobrarbe.comComarca de Sobrarbe

La Comarca

Por valles y zonas

Valle del Ara

Desde su nacimiento a los pies del Vignemale y hasta su unión al Cinca en Aínsa, el río Ara -el único río sin regular del Pirineo- recorre todo el Valle de Bujaruelo, así como tierras de Torla, Broto, Fiscal y Boltaña.

EL Vignemale (o Comachibosa, 3.298 m) preside la cabecera del Valle de Bujaruelo, de gran belleza y casi 20 km de longitud. Declarado "Reserva de la Biosfera", alberga frondosos hayedo-abetales, extensos prados y media docena de lagos, así como cantidad de especies animales y vegetales. Junto al puente de San Nicolás permanecen los restos de la ermita.



El impresionante Valle de Ordesa, uno de los más visitados del Pirineo, está incluido en su totalidad dentro del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.




La estampa de Torla con las paredes de Mondarruego de fondo es una de las más conocidas de España. Su casco urbano, aunque reconstruído en gran parte después de la guerra civil, conserva la arquitectura típica. Sobresalen varias casas señoriales como Casa Oliván o Casa Viu, con una bella portada blasonada y patio interior.

En Fragen se puede disfrutar de la arquitectura tradicional (destaca Casa Cazcarro, del siglo XII y con bajos abovedados) y de una hermosa vista de la ribera del Ara, especialmente desde el puente sobre el río Sorrosal. Uno de los últimos pueblos donde todavía se elabora sidra artesanal, en su parte alta muestra un pintoresco conjunto de prados y bordas.




Linás de Broto está dividido en tres barrios: Alto, El Bico y La Bajera. Su hermosa iglesia de San Miguel (S/ XVI), declarada Bien de Interés Cultural posee una esbelta torre con matacanes y aspilleras. A pocos kilómetros el túnel de Cotefablo comunica las comarcas de Sobrarbe y Alto Gállego.

El edificio más singular de Broto es "La Cárcel", un torreón del siglo XVI que vigilaba el puente gótico sobre el Ara, volado en la Guerra Civil, y que se encuentra adosado a la Casa del Valle que alberga el archivo sobre tratados y pacerías mantenidos con el vecino valle francés de Barèges. En la paredes de "La Cárcel" se conservan los grabados realizados por los reclusos durante el siglo XVIII. Merece la pena acercarse hasta la cascada de Sorrosal, a escasos metros del casco urbano.




En Oto podemos contemplar un bonito conjunto de arquitectura popular, con bellas ventanas y puertas adinteladas, escudos armeros, y varias casas solariegas. Destaca Casa Don Jorge, con su torre defensiva del siglo XVI.

Junto a la iglesia de Asín de Broto, del siglo XVI y con torre defensiva con aspilleras y portada adintelada, se encuentra el único esconjuradero de estos valles y dentro de su iglesia se encuentra un Cristo crucificado que data del siglo XIII. Casa Notario, del siglo XVI y con oratorio privado, es el edifico más notable de este pueblo solanero.

Sarvisé está situado en una hermosa planicie de prados y bosques, quedó arrasado por un devastador incendio durante la Guerra Civil del que se salvó la torre de su iglesia románica del siglo XII. Su reconstrucción se ha llevado a cabo respetando la arquitectura típica de la zona. Desde allí se puede acceder al Valle de Vió y al cañón de Añisclo.




Fiscal es un pueblo donde predomina la construcción moderna, pero que conserva elementos muy interesantes de arquitectura tradicional, como la ermita de Jesús Nazareno, la torre fortaleza (con aspilleras y almenas, muy bien conservada) o la iglesia, también con aspilleras. Además de estos tres edificios del siglo XVI, hay varias casas de los siglos XVI-XIX, y la portada románica de la iglesia de Jánovas, del siglo XIII y que fue trasladada para salvarla de la amenaza de la construcción del embalse de Jánovas.

También se trasladó a Fiscal por el mismo motivo el "batán" de Lacort, el único que queda en Aragón. En funcionamiento hasta 1974, es un artefacto de madera movido por la fuerza del agua, y cuya misión es suavizar los tejidos mediante golpes.

Borrastre, San Juste, Ligüerre de Ara, Albella, Planillo, San Felices y Jánovas (pueblo abandonado ante la amenaza de hacer un pantano) se localizan en la Ribera de Fiscal, margen derecha del Ara, invitando a hacer un recorrido entre verdes prados y bosques de quejigos.

En las mismas puertas de Jánovas se encuentra el Congosto del mismo nombre, uno de los principales puntos de interés geológico de Sobrarbe, donde se aprecia la acción de la naturaleza que ha modelado un paisaje de espectacular belleza con unos característicos estratos y pliegues que, en disposición vertical, se levantan desde el río hasta lo alto de la montaña.




El casco antiguo de Boltaña, construído en torno a la Plaza Mayor, ha sabido conservar el aire de antaño. En sus empinadas calles se puede saborear la arquitectura tradicional, con bellas construcciones como Casa Núñez o la majestuosa colegiata de San Pedro (S/ XVI), que guarda en su interior el coro del Monasterio de San Victorián, una hermosa talla del siglo XVIII. Sobre el pueblo se alza el castillo, del siglo XI y con recinto amurallado.

Notas/Curiosidades:

En Bujaruelo está el Sistema Arañonera, con 35 km de largo y 1.179 de profundidad es una de las más profundas del mundo.
La última familia que abandonó Jánovas resistió en solitario hasta 1.984, tres décadas después de iniciarse las expropiaciones.