Rutas y propuestas > GEOLOG�A

RU

RUTA

Itinerario histórico Geo-minero

Fotos

Mapa

Descripción

En los Altos Valles del Cinca aún permanecen en pie algunos restos de metal y piedra de una ancestral actividad minera, hoy abandonada. Son los testimonios mudos de un estilo de vida que ha marcado, hasta el siglo XX, el carácter de los habitantes del lugar.

Aunque la mayor parte del mineral no se procesaba en estos valles, las infraestructuras necesarias para la explotación y las propias actividades mineras produjeron un impacto importante en el paisaje: voladuras, escombreras, tala masiva de árboles, contaminación, etc. Una vez abandonadas las instalaciones, la naturaleza se recobra poco a poco de las antiguas cicatrices.

La central hidroeléctrica aprovechaba la fuerza del agua del río Barrosa, canalizada siguiendo un fuerte desnivel. La energía producida era tal, que después de abastecer todas las instalaciones mineras, la Sociedad de Minas de Parzán vendía el excedente a la compañía eléctrica.

El transporte por cable aéreo de los minerales supuso una revolución en la eficiencia del trabajo. Con una tecnología aún vigente en los teleféricos actuales (la "pinza desembragable"), cada vagoneta transportaba con rapidez 300kg, la carga que anteriormente necesitaba de 2 a 3 burros.

Hasta la construcción de la carretera actual del valle del río Cinca, las comunicaciones de las minas con Francia y con las principales ciudades de Huesca - donde se podían procesar los minerales - eran muy complicadas a causa principalmente de la orografía y la distancia. La dificultad era tal, que los responsables de las explotaciones decidieron construir un cable aéreo (El Transpirenaico) que transportase el mineral a Francia, salvando el puerto fronterizo de Salcorz de 2.464m de altitud.

Estos yacimientos nunca fueron pródigos en minerales, y cada avance técnico apuraba una riqueza que se agotaba rápidamente. De la época romana existen evidencias de monedas de plata acuñadas con el mineral de estas minas. Tras un desarrollo titubeante, la minería de la plata, el hierro y el plomo llegó a su máximo esplendor en el siglo XVI - las Reales Minas de Parzán -, pero con la riqueza llegaron también las luchas fraticidas.

Las verjas de El Escorial (Madrid) se forjaron con hierro de estas minas. Posteriormente, las explotaciones pasaron por muchas manos, nacionales y extranjeras, con éxito decreciente, hasta que en la década de 1970 se cerró la última mina.

DISFRUTAR DE LA VISITA CON SEGURIDAD

  • - El Itinerario Histórico Geo-minero, es un recorrido con unos paneles informativos a lo largo de un tramo del PR-HU 187.
  • - Las minas y las infraestructuras anexas no son visitables, ya que no reúnen las suficientes medidas de seguridad.
  • - Respete los afloramientos geológicos: No recoger material geológico (fósiles...) ni arrancar muestras de minerales ni rocas, aprovechad los trozos desprendidos.
  • - Visitas seguras, experiencias inolvidables. Existen empresas colaboradoras del Geoparque donde poder contratar guías especializados para hacer de tu recorrido, una visita con seguridad y una experiencia única.

Enlaces

PARA COMPLETAR EL ITINERARIO HISTÓRICO GEO-MINERO

Museo de BielsaTel. 974 501 000 - Bielsa

Espacio del Geoparque de Sobrarbe. Tel. 974 500 614 - Aínsa

Itinerario Histórico Geo-Minero

Punto de Partida

Inicio del PR-HU 187. Cercanías del Hospital de Parzán

Datos Adjuntos