Página principalContactarMapa de la webEnlacesBúsquedasGalería de fotos
turismosobrarbe.comComarca de Sobrarbe

Patrimonio Cultural

Prerrománico y Románico

Conjunto de Samitier


El Castillo de Samitier se encarama sobre un promontorio que se levanta sobre las aguas del embalse de Mediano, lo que hace de este singular conjunto religioso-militar uno de los parajes más sobresalientes de la provincia altoaragonesa. Su estratégico emplazamiento evidencia la clara función militar de esta fortificación. Está constituida por el castillo (una torre hexagonal de aparejo de mampostería de principios del siglo XI) y por la iglesia dedicada a los santos Emeterio y Celedonio.



La iglesia, levantada a mediados del siglo XI por orden de Ramiro I entre la primitiva frontera de Sobrarbe y la más avanzada, es de planta rectangular con tres naves y tres ábsides orientados litúrgicamente al este, siendo mayor la central. La nave central y la correspondiente al lado de la epístola, se levantan sobre sendas criptas, accesible la segunda, pero de imposible acceso la central. Su construcción era forzosa para nivelar el plano de la iglesia levantada sobre una pendiente ladera, que dejaría para la cripta central tan escasa altura, que la haría inutilizable. Las naves central y meridional se hallan divididas interiormente en dos tramos separados por columnas cruciformes y arcos fajones de medio punto. La nave septentrional divide su tramo de los pies en dos mediante un arco fajón que apoya empotrado en sus muros. Todas se cubren con bóveda de cañón y ábsides semicilíndricos con bóveda de horno. Se puede considerar que su construcción fue realizada en los años 1045 y 1055.



Especial atención merece la cripta meridional con ábside semicircular y bóveda de horno interior, que presenta al exterior testero plano. El carácter inequívocamente defensivo de la iglesia queda manifiesto al comprobar la posición de ambas puertas: a ras de suelo la interior y en alto la abierta en el muro sur. Esta cripta meridional fue inicialmente dividida en cuatro arcos fajones y bóvedas que a juzgar por los resaltes en los ángulos formados por los arcos pretendieron ser de crucería. Su construcción se realizaría unos diez años antes que las naves superiores, entre 1035 y 1045.