Página principalContactarMapa de la webEnlacesBúsquedasGalería de fotos
turismosobrarbe.comComarca de Sobrarbe

Patrimonio Cultural

Gótico, Renacimiento y Barroco

Pinturas murales en S. Juan de Toledo


La iglesia de San Juan de Toledo de la Nata es un interesante edificio de orígenes románico lombardos, con una cabecera trilobulada única en Aragón, que fue continuada en estilo románico por maestros locales y muy reformada en el siglo XVI. Coincidiendo con esta reforma arquitectónica debió de realizarse la decoración pictórica, que tampoco tiene paralelos en la comarca, pues, según todas las evidencias, fue realizada por artistas itinerantes de origen francés.

Las pinturas de mayor interés se sitúan en la zona de la cabecera de la iglesia. Esta parte consta de un amplio presbiterio, cubierto con bóveda de arista, y de los tres ábsides, que se cubren con bóvedas de cuarto de esfera.



Se trata de pinturas que combinan didactismo y pintoresquismo, y que, pese a su carácter popular muestran una gran soltura en la ejecución, basada en dibujos muy marcados y colores suaves de gran diversidad, con numerosas figuras dispuestas en composiciones de cierta complejidad y dinamismo.

Intradós del arco fajón.

Dividido en casetones en los que se representa, sentados sobre escaños y vestidos con indumentaria orientalizante, a profetas y padres de la Iglesia: en el lado norte, desde la clave, los profetas Isaías, el que parece ser Daniel (en la cartela solo son apreciables las letras […]NI[…] y se le representa imberbe y más joven que el resto) y Ezequiel (en la cartela ESECH[…]); en el lado sur, también desde la clave, Abraham, Isaac, Jeremías, Hababuc y Samuel. En la clave, dispuestos los dígitos en escudo cuartelado, la fecha 1599.





Ábside sur


En la bóveda, representación del Juicio Final con un Cristo en majestad en el centro flanqueado por dos pares de ángeles trompeteros portadores de filacterias con la leyenda SURGITE MORTUI BENITE A continuando la lectura BENE BENEDICTI, en la representación del cielo, y TE MALEDICTI, en la del infierno.




Bajo el Cristo, san Miguel en psicóstasis pisoteando a un demonio.A la izquierda del espectador las almas de los condenados son empujadas por demonios hacia las fauces de un monstruo; a la derecha un alma se postra ante san Pedro, cobijado bajo un arco, para pasar luego de las manos de un ángel psicopompo a un cubículo en el que se apiñan las almas de los elegidos.



Una espada cruzada por una filacteria con la palabra IUSTICIAM separa a san Miguel del infierno, y otra filacteria, apoyada en una rama vegetal, con la palabra PIETAS, lo separa del cielo.

En el hemiciclo, en la izquierda, hay una representación de un retablo de dos cuerpos y tres calles con las figuras, en pie y bajo arco de medio punto, de san Jaime, santa Catalina de Siena y san Tornilo, en la parte inferior, y, en la parte superior, el calvario con el crucificado, la Virgen María y san Juan, en el centro, con la Verónica y María Magdalena a los lados



En la derecha aparecen cuatro escenas del Antiguo Testamento dispuestas en dos pisos: Adan y Eva con la serpiente, el sacrificio de Isaac, escena del libro de Job y David y la muerte de Urías.

Bóveda de arista del presbiterio

El tetramorfos rodeado de cabezas de ángeles sobre un fondo estrellado. El trazo de rostros, alas, etc., es idéntico al de las pinturas del ábside sur, pero aquí se ha tratado de dar volumen mediante sombreado, bien por ser obra de otra mano, bien en una intervención posterior.




Ábside norte


En la bóveda, representación de la Trinidad con dos granadas emergiendo de los brazos de la cruz. La Virgen y san José, uno a cada lado. En el hemiciclo, en el lado derecho, la Virgen del Rosario con dos santos arrodillados a sus pies (san Esteve y san Marco).