Página principalContactarMapa de la webEnlacesBúsquedasGalería de fotos
turismosobrarbe.comComarca de Sobrarbe

Patrimonio Cultural

Arquitectura tradicional y conjuntos

Esconjuradero




Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés.

Construcción de dimensiones reducidas, de planta cuadrada de unos tres metros de lado, a base de mampostería común, ubicada a pocos metros del costado meridional de la iglesia. Cuenta con cuatro vanos abierto a los cuatro puntos cardinales, siendo en forma de puerta en arco rebajado el del lado norte, que mira hacia la iglesia. Se cubre con bóveda de casquete semiesférico por aproximación de hiladas. En su interior aparecen dos asientos laterales de obra en los muros sur y oeste.


Es uno de los siete esconjuraderos que existen en la comarca de Sobrarbe. A su cobijo se realizaron durante siglos rituales para esconjurar, es decir, ahuyentar o repeler, las tormentas, las plagas y pestes, los malos espíritus... todo aquello que podía perjudicar el discurrir de la vida cotidiana y poner en peligro la supervivencia de las familias y de la comunidad.

Según Adolfo Castán presenta rasgos comunes con otros esconjuradero, pero con la particularidad de sus vanos de asiento, muy utilizados en Sobrarbe durante el siglo XVI para las torres defensivas y en el siglo XVI-XVII para viviendas de alto nivel, como casa Latorre y casa Raso de Mediano.

Dicho autor recoge algunos testimonios que aportan datos novedosos , como el hecho de que el esconjuradero de Mediano era utilizado como depósito de cadáveres para las muertes violentas acaecidas en el término municipal. Además, en el trozo de tierra que separaba el esconjuradero de la iglesia, se enterraba a los niños muertos sin el bautismo redentor del pecado original.