ARTE RUPESTRE

Enclave:

Ruta a los círculos de Labasar

  • Horario estimado :40 minutos en coche. 2 h 30 minutos a pie.
  • Distancia :12,8 km por la pista. 6,6 km por el sendero GR 15 (sólo ida)
  • Desnivel acumulado :Positivo: 956 m ; Negativo: 48 m
  • Altitud :Máxima: 1.900 m ; Mínima: 993 m
  • Tipo :Lineal.
  • Dificultad :Baja.
  • Itinerario :El acceso en vehículo se realiza por una pista perfectamente definida. Si se accede a pie, se seguirá el sendero con señales de la GR 15.
  • Desplazamiento :4X4 y, si el estado de la pista es bueno, turismo. BTT. Senderismo.

Mapa

ELEMENTOS DE INTERÉS

Panorámicas sobre el valle de Chistau, bosques de pino silvestre y pino negro, macizo de Cotiella, ibón Basa de la Mora.

ENCLAVES ARQUEOLÓGICOS PREHISTÓRICOS DE INTERÉS

Crómlechs de la Collata de Labasar (3.000 - 700 a.C.)

DESCRIPCIÓN

La ascensión hasta el ibón de la Basa de la Mora es una de las rutas clásicas del Pirineo aragonés.

En esta ocasión proponemos el itinerario que parte del pueblo de Saravillo, pero con un nuevo objetivo que seguro nos sorprenderá. Nos disponemos a descubrir uno de los yacimientos arqueológicos más desconocidos de Sobrarbe, los círculos de piedra o crómlechs de la Collata de Labasar.

Naturaleza e historia se dan de la mano en este enclave privilegiado del Valle de Chistau.

Dado que esta ruta puede realizarse tanto en coche como a pie, a continuación se describen ambas opciones, conscientes de que la pista no siempre es apta para los vehículos convencionales o turismos.

En función del estado de conservación de la pista sólo se podrá recorrer íntegramente en vehículo todo terreno. Es un recorrido muy adecuado para bicicletas de montaña.

Si se desea acceder a pie se recomienda tomar el sendero que parte de Saravillo y que forma parte de la GR 15 (6,6 km, 2 horas y 30 minutos de ascenso).

En Aínsa tomar la carretera A-138 en dirección Bielsa y Francia. Al llegar al Mesón de Salinas tomar la carretera a la derecha, dirección al Valle de Chistau. A los 5 km alcanzamos el desvío a Saravillo. Tan sólo queda recorrer 1 km para acceder al casco urbano.

PUNTO DE PARTIDA

- En coche o BTT: la pista comienza en el aparcamiento de Saravillo, situado en el extremo oeste del pueblo. En este lugar se encuentra el Centro de Interpretación de Mosén Bruno Fierro.

- A pie: el coche se debe estacionar en el aparcamiento de Saravillo. En el centro del pueblo encontramos la indicación que nos llevará al comienzo del sendero.

Opción A. Ruta en coche por la pista


La pista parte del aparcamiento de Saravillo. Mientras que los primeros 200 m están asfaltados, el resto de la pista es de tierra y algo pedregosa. Pronto van quedando atrás las pequeñas parcelas de cultivo que rodean al pueblo y el bosque de pino silvestre pasa a dominar buena parte del recorrido.

Al mismo tiempo que la pista va ganando altitud, también las panorámicas sobre el valle se hacen cada vez más amplias y espectaculares. No podemos dejar de visitar el Mirador que se encuentra a 4,8 km del inicio del recorrido.

Para llegar a él debemos tomar el camino que existe a la izquierda y recorrer a pie los 60 m restantes. Desde este lugar se contempla una magnífica vista del tramo inferior del valle de Chistau, con la Peña de Artiés al noreste, el pueblo de Sin al norte y la ribera del río Cinqueta con Saravillo al noroeste.

Nuevamente regresamos al coche con el fin de proseguir el recorrido. A lo largo de los 10 km restantes, la pista gana una altitud destacada. De hecho, a partir de los 1700 m sobre nivel del mar el bosque de pino negro adquiere un dominio casi absoluto.

Llegamos finalmente al Collado y Refugio de Labasar a 1.925 m. Podemos dejar el coche junto al edificio, con el fin de recorrer a pie la pradera que se extiende al noreste.

En esta zona, y a tan sólo 20 m del refugio, se encuentran los tres círculos de piedra más evidentes y más fáciles de localizar. Algo más al norte se han podido identificar tres crómlechs más, pero no resulta sencilla su localización por haber perdido buena parte de las piedras que los delimitaban.

Sin ninguna duda nos encontramos en un lugar muy especial y sorprendente, dominado por una atmósfera de misterio. Dado que no se ha realizado ninguna excavación arqueológica, no es posible determinar una datación de los mismos. Por ello, es necesario partir de las investigaciones realizadas en otros yacimientos similares de la cordillera pirenaica.

De este modo, se considera que estos círculos de piedra, pudieron ser realizados por gentes que vivían principalmente del pastoreo y practicaban la trashumancia, durante la Edad de Cobre y la Edad de Bronce (3.000-700 a.C.). En la mayoría de los casos, estos crómlechs se construían con el fin de celebrar rituales funerarios y enterrar las cenizas de los cuerpos incinerados.

Antes de regresar por el mismo camino, merece la pena caminar por el sendero que se dirige a la Basa de la Mora, uno de los lagos de montaña más bellos del Pirineo. En tan sólo 20 minutos alcanzamos sus orillas.

Opción B. Ruta a pie


Si no queremos utilizar nuestro vehículo para acceder a la Collata de Labasar, lo podemos hacer a pie por el sendero señalizado que parte de la plaza de Saravillo. Una señal de madera nos indica la calle que debemos tomar para iniciar el camino que se dirige al Refugio de Labasar. El primer tramo discurre entre muros de piedra que delimitan las pequeñas parcelas.

Tras los primeros 15 minutos, pasamos junto a un canal de agua cubierto de cemento. Es aquí donde se encuentra una bifurcación a la derecha con la indicación a la Basa de la Mora.

A partir de aquí, el sendero va ganando altitud de forma continua. Aunque algunos tramos presentan una fuerte pendiente, resulta mucho más agradable al ascender por el interior del bosque. Debemos prestar especial atención a las marcas blancas y rojas de la GR 15, con el fin de no perder el sendero.

Tras 1 hora y 30 minutos (1.470 m) la senda desemboca en una curva muy amplia de la pista, donde existe un depósito de agua.

Continuamos ascendiendo por el mismo sendero, aunque con una pendiente más moderada si lo comparamos con el tramo anterior.

A medida que seguimos avanzando hacia el este atravesaremos la pista en varias ocasiones.

Después de 2 horas y 30 minutos desde el inicio del recorrido llegamos a la Collata de Labasar. Podemos regresar por el mismo sendero.

RECOMENDACIONES

Es necesario llevar agua y calzado de montaña. Para acceder con un turismo se recomienda consultar previamente su estado.