unesco_mp_head

PATRIMONIO MUNDIAL PIRINEOS-MONTE PERDIDO

Los pirineistas

El Pirineísmo nace de la mano de personajes de diferentes procedencias e intereses, unidos por un mismo amor incombustible a estas montañas, su cultura, su patrimonio. Todos ellos realizaron una incansable labor de divulgación y conservación de tan impresionante legado.

Posiblemente, el origen del Pirineísmo se encuentre en el trabajo cartográfico que realizan algunos ingenieros militares, como Vicente de Heredia y Reinhard Junker, en 1785, junto con las ascensiones y excursiones naturalísticas de Ramond de Carbonnières, en 1787.

En el siglo XIX, los primeros viajeros románticos se acercan al territorio del Bien Pirineos-Monte Perdido: todos ellos son personajes enamorados de estas montañas, interesados en conocer, estudiar o contemplar el paisaje, y sobre todo, en fomentar su protección.
A partir de entonces, son muchas las personas que llevaron a cabo estudios -pormenorizados o no- y los dieron a conocer, ensalzando la riqueza natural, cultural, paisajística y humana de este territorio.
El historiador Henri Beraldi describía así la actitud de los pirineístas: "hay que subir a la montaña, sentir y escribir lo que se siente".
A continuación te presentamos una selección de algunos de los personajes más destacados en el ámbito del Pirineísmo y del bien Pirineos-Monte Perdido.