unesco_mp_head

PATRIMONIO MUNDIAL PIRINEOS-MONTE PERDIDO

Comercio y contrabando

La tendencia autárquica de la sociedad tradicional se veía compensada por la provisión de diferentes productos desde las cabeceras comarcales: Boltaña y Aínsa y desde diversas localidades francesas.

Estos intercambios centralizados cobraron carácter institucional y tradicional en la celebración de ferias que aunaban lo económico con la concentración de relaciones sociales de gran importancia.

Los habitantes del bien Pirineos-Monte Perdido acudían a diversas ferias como la Gèdre, las del valle de Aure, la de Boltaña o la de Bielsa.
Otras compras de menor entidad se realizaban en cada localidad hasta donde acudían vendedores ambulantes con sus diversos productos.

Los intercambios comerciales transpirenaicos supusieron un aspecto importantísimo de la relación entre los valles de ambas vertientes y se materializaron, en ciertos periodos históricos, en el establecimiento de aduanas o centros de control comercial en Bielsa y Torla por lo que compete a la parte aragonesa del Bien.

Un aspecto no menos importante de este comercio transfronterizo, que ha producido abundantes relatos populares y que ha marcado personalidad propia de estos valles, es precisamente el del comercio ilegal o contrabando.

Esta actividad, ya desaparecida, ocupa un gran espacio en el imaginario colectivo local tanto de la parte gascona como de la aragonesa.

Se trataba de una actividad ilegal y perseguida durante mucho tiempo por carabineros y guardia civil, que supuso para muchas familias montañesas una importante fuente de ingreso, aunque se arriesgaran al encarcelamiento e incluso la muerte.
Novelas como la "La escarcha sobre los hombros" de Lorenzo Mediano, plasma con gran realismo y crudeza la vida de los paqueteros del Pirineo.
Mulas y otros animales de carga eran productos especialmente valiosos y de los cuales se obtenían los mayores beneficios. Gracias a esta actividad, algunas familias llegaron a obtener ingresos muy destacados, contribuyendo con ello a incrementar su estatus social o incrementar la hacienda familiar.

Puerto de Góriz