Enclave:

Aparcamiento- El Felqueral- Cascada del Cinca

  • Distancia:
  • Punto de partida:Aparcamiento de Pineta, en la margen derecha del río Cinca.
  • Desnivel:350 m.
  • Tipo de recorrido:Lineal.
  • Tiempo:1h 10´ (ida)
  • Dificultad:Baja.
  • Consejos:

Mapa

Descripción

La Cascada del Río Cinca se precipita al vacío, formando uno de los más bellos saltos de agua del Pirineo. Resulta sobrecogedor adentrarse en el circo de Pineta y contemplar la grandiosidad de las paredes rocosas que lo forman. Gracias a esta sencilla ruta podremos admirar la belleza del más alpino de los valles del Parque Nacional.

La ruta comienza en el aparcamiento de Pineta, al que se accede por un pequeño puente sobre el río Cinca, situado a un centenar de metros de la Ermita de la Virgen de Pineta y el Parador Nacional. Junto a la oficina de información del Parque Nacional se encuentra el inicio de la pista forestal que debemos seguir hacia el oeste. El camino asciende de forma suave y bajo los grandes farallones rocosos de la vertiente norte del macizo de Monte Perdido.

Después de atravesar el puente sobre el río Cinca (30´), el camino se adentra nuevamente en el hayedo. En el interior del bosque, y a la izquierda de la pista, encontraremos la indicación del sendero que nos llevará a la Cascada del Cinca y al Balcón de Pineta. La senda se hace más pendiente, aunque la sombra que aportan los árboles facilita el ascenso. Al bosque le suceden espacios más abiertos de pastizal y matorral. La planta más abundante es el helecho, llamado felquera en el valle de Bielsa, y que da nombre a este sector del circo de Pineta, el Felqueral.

Tras alcanzar una fuente con un abrevadero (1h), se debe tomar el sendero señalizado a la izquierda. Entre grandes acumulaciones de piedra se puede acceder a la base de la gran Cascada del río Cinca, donde finaliza la ruta (1h 10´). Desde este lugar, en el centro mismo del Circo de Pineta, podemos contemplar magníficas vistas de todo el valle, su afluente el barrando de La Larri y las paredes escarpadas de la Sierra de las Sucas y el Collado de Añisclo.

 

 

 

Consejos

Esta ruta no debe realizarse en invierno dado el gran riesgo de aludes.