Enclave:

Ref Góriz- Ref Pineta

  • Distancia :11 km
  • Punto de partida :: Refugio de Góriz. 2200 m
  • Desnivel :+550 m -1.500 m
  • Refugios :Refugio de Góriz. 2200 m. Refugio de Pineta o de Ronatiza. 1251 m. No hay refugios ni cabañas durante el recorrido que sirvan de cobijo, a no ser que tomemos la variante de bajada al Cañón de Añisclon
  • Tipo de recorrido :lineal
  • Tiempo :
  • Dificultad :2. Media. Etapa larga con ambiente de alta montaña. Pequeñas dificultades en el paso de la cadena si el suelo está mojado; importante contar con buena visibilidad en la Faja de las Olas. Fuerte desnia
  • Consejos :en la Faja de las Olas: Cartel de advertencia: "Paso muy expuesto. Tramo con cadena"Atención en la parte superior si todavía persisten neveros al principio de la temporada, verglas frecuente durante o

DESCARGAS

ENLACES

    Mapa

    Descripción

    Salimos del refugio de Góriz siguiendo las trazas rojas y blancas de la senda GR-11 que nos llevan al collado de Arrablo (2345 m.), donde podemos ver el Cañón de Añisclo y las hermosas montañas de Sobrarbe; nuestra vista se pierde hasta las brumas del valle del Ebro. Monte Perdido y Pico de Añisclo al norte y, a modo de imponente torre de vigilancia sobre el collado, el Murrión d´Arrablo.
    No será difícil distinguir la silueta de las grandes aves rapaces. Buitres y quebrantahuesos suelen sobrevolar estas montañas, donde la ganadería extensiva que todavía frecuenta los puertos de verano, aporta un suplemento alimenticio a las poblaciones de aves necrófagas del Pirineo central.
    El camino se dirige en claro ascenso hacia el este siguiendo la señales de la GR-11. Se atraviesan diversas zonas húmedas, que al igual que ocurre en Faixa Luenga, están declaradas zona de Reserva. Atravesamos a media ladera la base de la Punta de las Olas y dejamos a la izquierda su canal de acceso para continuar en dirección al Collado de Añisclo por la llamada Faja de las Olas ( Faixa deras Solas). Llegamos a la zona de las cadenas, donde extremaremos las precauciones en caso de suelo mojado o poca visibilidad. Bordeando las imponentes paredes del Rincón de las Olas (Rincón deras Solas) llegaremos al amplio Collado de Añisclo atravesando antes una colladeta que no nos ha de confundir, la Collata deros Maquis.
    Dejamos las espectaculares vistas sobre Pineta, La Munia e innumerables montañas más, para empezar a descender siguiendo la senda bien marcada que nos llevará al valle de Pineta. El camino es muy pronunciado y en más de un lugar hemos de ayudarnos con las manos. Bajando con cuidado llegaremos al fondo del valle, inesperada y felizmente llano, después de los más de mil metros de desnivel de la bajada.
    Siguiendo las señales y atravesando el río Cinca, llegaremos al refugio de Pineta o de Ronatiza, nuestro objetivo en esta etapa de la vuelta al Monte Perdido.

     

     

    Alternativa a la Faja de las Olas por el barranco de Arrablo y la Fuen Blanca (GR-11 bis). Descripción de la ruta
    Una vez en el Collado de Arrablo, si no queremos atravesar el paso de las cadenas en la Faja de las Olas ( Faixa deras Solas) o el tiempo no está seguro y la visibilidad es mala, tenemos la alternativa de continuar la GR-11 de bajada en dirección a Fuen Blanca para continuar luego la subida al Collado de Añisclo por el fondo del valle, llamado Rincón de las Olas.
    La bajada es pronunciada y al principio salva unos pequeños resaltes donde hemos de prestar atención.
    Continúa luego descendiendo, cruza el barranco de Arrablo a pie llano y se adentra en el bosque de pino negro que lleva hasta las mallatas de Fuen Blanca, cerca ya del río Bellós, a 1760 m. de altura. El rincón es precioso y no deja de asombrarnos la practicidad de los hombres de antaño para construir resistentes y hermosos cobijos donde pasar los meses de trabajo en la montaña.
    Cruzamos el río por una pasarela metálica y, siguiendo la señalización, comenzamos la subida al Collado de Añisclo. Será larga y bonita, en torno a una hora y media, para lo cual habremos repuesto fuerzas en alguna sombra cerca del río.
    En nuestro camino encontraremos algún ganado lanar que aprovecha estos puertos de verano, acompañados de sarrios, marmotas, águilas y una variadísima fauna y flora con numerosos endemismos como la grasilla (Pinguicula longifolia), la corona de rey (Saxifraga longifolia) o la oreja de oso (Ramonda myconi), esta última descrita para la ciencia por el gran pirineísta Ramond de Carbonnieres, quien además de montañero era un afamado botánico y naturalista.

     

    Consejos

    Refugio de Góriz. 2200 m. Tfno. 00 34 974 341 201- www.goriz.es
    https://www.alberguesyrefugios.com/goriz/
    Refugio de Pineta. 1251 m. Tfno.: 00 34 974 501 203 email: refugiopineta@hotmail.com
    https://www.alberguesyrefugios.com/pineta/