Enclave:

Puerto de la Montaña de Sesa

  • Tipo de Paisaje :Ligado a la actividad GANADERA. Pastos subalpinos
  • Sector : Valle de Vio
  • Municipio :Puértolas
  • Altitud :Refugio de San Vicenda (1.750 m)

DESCARGAS

ENLACES

    Interpretación

    A los pies de las cumbres de las Tres Marías en la Sierra de las Sucas, se extiende uno de los paisajes más sobresalientes del Bien "Pirineos-Monte Perdido".

    Al igual que el Puerto de Góriz, la Montaña de Sesa presenta un relieve alomado, de laderas suaves y tendidas, ya que se extienden sobre litologías blandas y fácilmente erosionables de margas (formación Millaris) y calizas arcillosas de la Era Terciaria (formación Metils). La suavidad de los relieves superiores contrastan con la dureza de las calizas inferiores del Cretácico, en los que se han encajado el río Bellós dando lugar a los inmensos farallones rocosos del Cañón de Añisclo. Este cambio drástico de litología y pendiente explica la existencia de toda una sucesión de proas rocosas que delimitan de forma natural los pastos de la Montaña de Sesa por el oeste.

    En Cuello Viceto confluyen los dos valles, el de Bestué, al que pertenece la Montaña de Sesa, y el Valle de Escuaín. Aunque se trata de dos cuencas hidrográficas diferentes, el manejo histórico de las pastos confirma que era tratado como una unidad, ya que los rebaños que pastaban en una vertiente pasaban con facilidad a los pastos del valle vecino.

    Se distinguen tres grandes zonas, en función de su situación y manejo:

    • Montaña de Sesa (827 ha): entre los 1.700 y 2.400 m de altitud. Se accede por el Collado de Plana Canal. Por el norte alcanza los pastos de las Tres Marías.
    • Montaña de Escuáin: en sus cotas más bajas conecta con las propiedades particulares del pueblo de Escuaín; por el suroeste alcanza la media vertiente de la ladera, entre el cauce del río y la cresta que enlaza Castillo Mayor, Cuello Ratón y el Tozal de San Vicenda. Por el noreste hasta el Circo de Gurrundué.
    • Pastos de tránsito de Bestué: corresponde a la cabecera del Barrando de Airés, utilizada como pastos intermedios o de tránsito del pueblo de Bestué. De hecho, en este valle se aprecia claramente el límite entre los pastos estivales y los pastos de tránsito (su separación coincide con la vertiente de aguas del Airés).

    Al igual que ocurre en las principales áreas pastables del Bien "Pirineos-Monte Perdido", los pastos de la Montaña de Sesa se originaron como consecuencia de talas históricas del piso subalpino de pino negro (Pinus uncinata), con el fin de obtener mayor superficie de pasto con el que alimentar a los ganados trashumantes.

    Los pastos de verano de la Montaña de Sesa se explotaron antiguamente con un sistema rotativo en el que participaban los pueblos de Puértolas, Bestué y Escuaín. Sin embargo, no respondía a la división en tres zonas, tal como se ha indicado anteriormente, sino que se diferenciaba tan sólo entre la Montaña de Sesa y la Montaña de Escuaín.

    Al menos hasta 1959, los rebaños de ovejas y vacas eran vigilados constantemente por los pastores durante todos los meses de estancia del ganado en el puerto. A partir de la década de los 60 y 70 del siglo XX se comenzó a aplicar un control a turnos por parte de los ganaderos y sólo los pastores de ovino continuaron con la vigilancia directa de los rebaños.

    En la Montaña de Sesa llegó a contabilizarse hasta 15 mallatas o majadas, en las que dormían los pastores, vaqueros y sus rebaños. Dos de ellas, el Corral de las Vacas y la de San Vicenda, eran utilizadas por los vaqueros que guardan un rebaño de vacas pertenecientes a todos los ganaderos. A la de San Vicenda llegaban los animales que habían estado antes en el Corral de las Vacas. En las demás mallatas se concentraban los rebaños que podían alcanzar las 2.000 cabezas.

    La cifra de animales que pudo llegar a acoger la Montaña de Sesa alcanzó los 18.000-22.000 ovinos y 400 bovinos. En la actualidad, estos pastos son explotados por dos rebaños de ovejas de unas 3.000 cabezas cada uno. A éstos hay que sumar unas 300 vacas pertenecientes a varios pueblos de los municipios de Puértolas y Boltaña, un centenar de cabras y una veintena de yeguas.

    Las gestión del ganado vacuno se realiza principalmente desde los dos refugios más importantes, el de Plana Canal y el de San Vicenda.
    Generalmente, la Montaña de Sesa se abre a finales del mes de junio. Durante los 15 ó 20 días anteriores el ganado mayor aprovecha los pastos de tránsito en las inmediaciones del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Los pastos de tránsito de Bestué se aprovechan en primavera, cuando ascienden al puerto, o en otoño, durante sus desplazamientos hacia las áreas de invernada.

    Localización

    Acceso

    A la derecha de la carretera entre Puértolas y Bestué se encuentra el inicio de la pista de Plana Canal, sólo apta para vehículos todo terreno. Otra opción es por la pista de La Valle de Escuaín

    Localización del punto:

    Se trata de una zona muy extensa sobre los cañones de Añisclo y de Escuaín. La Sierra de las Sucas lo delimitan por el norte, el Puerto de Revilla y propiedades particulares de Escuaín por el este, el Cañón de Añisclo por el oeste y los bosques de la cabecera del barranco de Airés por el sur.

    Coordenadas GPS

    • 31 T 258680 4722693

    Localización del punto de observación recomendado:

    Al tratarse de una zona extensa no es posible especificar un único punto. Se obtienen magníficas perspectivas de todo el conjunto desde el Pico Sestrales. También a lo largo de la pista entre los refugios de Plana Canal y de San Vicenda.

    Coordenadas GPS del punto de observación recomendado:

    • Pico Sestrales: 31 T 259322 4717858
    • Entre Plana Canal y San Vicenda: 31 T 258755 4721222

     

    Protección

    • Patrimonio Mundial "Pirineos-Monte Perdido".
    • Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido