Enclave:

San Nicolás de Bujaruelo

  • Tipo de Paisaje :Ligado a la ACTIVIDAD TURÍSTICA, las VÍAS DE COMUNICACIÓN y las CREENCIAS.
  • Sector :Valle de Bujaruelo
  • Municipio :Torla.
  • Altitud :Antigua hospedería (1.340 m)

DESCARGAS

ENLACES

    Interpretación

    El río Ara nace a los pies del pico Vignemale y desciende hacia el sur para encontrarse con el río Arazas en el Puente de los Navarros. Antes de adentrarse en la Garganta de los Navarros, bajo los inmensos escarpes del Pico Gabietos, el valle se ensancha y permite la existencia de una amplia pradera. Junto a ella se encuentra el conjunto de San Nicolás de Bujaruelo, de gran interés paisajísticos, histórico y arquitectónico.

    El nombre de Bujaruelo significa "lugar de bojes". Tal como se puede comprobar, el boj es un arbusto muy abundante en esta zona.
    Este enclave aglutina buena parte del devenir de gentes diversas que, durante muchos siglos, han tenido que hacer frente a los obstáculos físicos impuestos por la cordillera pirenaica.

    El conjunto de San Nicolás tiene su razón de ser debido a la existencia de un paso transfronterizo fundamental, el Camino de Bujaruelo. El antiguo paso permitía la comunicación entre San Nicolás de Bujaruelo y San Juan de Gavarnie. Se convirtió en una de las vías de comunicación más frecuentadas del sector central pirenaico, ya que también era uno de los puertos más bajos teniendo en cuenta la orografía de la zona. En la Edad Media ya era un paso muy frecuentado, tal como lo atestigua la iglesia románica de San Nicolás del siglo XIII, levantada junto a un hospital en el que pernoctaban peregrinos, pastores y viajeros. Con la misma finalidad y en la misma época, en el vecino valle francés se edificó el Hospital de San Juan de Gavarnie. Así se consolidaba una de las rutas comerciales más importantes entre ambas vertientes pirenaicas.

    A lo largo de los siguientes siglos, el camino fue adquiriendo mayor relevancia y aumentaba el tránsito de personas, caballerías y hasta proscritos de fuga. El Puerto de Bujaruelo también fue utilizado por los peregrinos, que procedentes de diferentes lugares de Francia se dirigían a Santiago de Compostela escogiendo este paso fronterizo. Con la llegada de los siglos XVI y XVII, y con ellos la creación de los estados modernos a ambos lados del Pirineo, se reforzó la vigilancia del puerto mediante la creación de puestos fronterizos. Desde ellos se controlaba la actividad comercial, al mismo tiempo que nacía una nueva actividad clandestina de contrabando de mercancías.
    El primer hospicio-refugio medieval de San Nicolás de Bujaruelo fue levantado por los monjes de San Benito, pasando más tarde a la Orden Hospitalaria de los Caballeros de San Juan de Jerusalén, encargados de asistir a peregrinos compostelanos, comerciantes que utilizaban el puerto de Bujaruelo y también pastores. El edificio actual muestra un aspecto renovado que ha sabido conservar la esencia de las construcciones tradicionales.

    Junto al mesón se encuentran los restos de la iglesia románica, dedicada a San Nicolás, levantada en el siglo XIII. En la actualidad se conservan los muros y el ábside. Hasta el año 1936, un cura subía desde Broto cada domingo con el fin de oficiar la misa a carabineros, comerciantes y pastores.

    El tercer elemento que conforma el conjunto es el puente, de aspecto recio, de un solo arco y levantado sobre las aguas del río Ara. Es posible que se trate de una construcción del siglo XV, para facilitar el paso entre ambas orillas, conectando el Mesón con el camino que se dirige al Puerto de Bujaruelo. Fue una obra capital en el contexto de las comunicaciones transfronterizas entre los territorios situados a ambos lados del macizo de Monte Perdido.

    Además de los elementos citados, se suman otros elementos paisajísticos ligados a la actividad ganadera. Este sector del valle del Ara forma parte del territorio de pastos gestionado por la Mancomunidad del Valle de Broto. De hecho, el Mesón de Bujaruelo marca el punto de inicio de las estivas que se extienden por la montaña y valles situados al norte, abarcando la totalidad de la cuenca del río Ara, Sandaruelo, Ordiso, Otal y su ribera. Por esta razón, hoy podemos ver un paisaje heterogéneo, de tipo mosaico, donde los pequeños bosques (principalmente hayas y tejos) alternan con espacios abiertos de pradera aprovechados por el ganado.

    Las laderas orientadas al oeste, y por las que discurre el camino al Puerto de Bujaruelo, cuentan con extensos pastizales a los que acuden los rebaños durante los meses estivales.

    Centenares de vacas del valle de Broto atraviesan cada año el puente de San Nicolás con el fin de tomar el sendero que se dirige al ibón y al Puerto de la Bernatuara, pudiendo alcanzar así los pastos abundantes del vecino valle francés de Barèges, gracias a una facería o pacería que se remonta al año 1390. La posibilidad de aprovechar dichos pastos franceses siempre ha resultado fundamental para el valle de Broto, pudiendo aumentar de este modo la superficie de sus propias estivas.

    Localización

    Acceso:

    En el Puente de los Navarros se debe tomar la pista que remonta el río Ara. Es apta para todo tipo de vehículo rodado. También existe un sendero que recorre la margen izquierda del valle desde el puente de Santa Elena.

    Localización del punto:

    El conjunto construido de San Nicolás de Bujaruelo se encuentra en la margen derecha del río Ara, en un tramo de valle muy amplio y a los pies del Pico Gabietos.

    Coordenadas GPS del punto:

    • 30 T 736979 4730952

     

    Localización del punto de observación recomendado:

    Uno de los puntos de observación se encuentra en la misma pista de acceso. A unos 300 m antes de llegar a San Nicolás se alcanza el punto desde el que se obtiene una perspectiva general del conjunto.

    Coordenadas GPS del punto de observación recomendado:

    • 30 T 736871 4730717

     

    Protección

    • Patrimonio Mundial "Pirineos-Monte Perdido".
    • Zona Periférica de Protección del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.